Testigos de Jehová vuelven a recorrer casa por casa

spot_img

Habían suspendido las visitas domiciliarias por la pandemia. En Tierra del Fuego aproximadamente 1000 personas que profesan la religión reanudarán la actividad a partir de septiembre, “con una propuesta renovada”, señaló el portavoz regional de la organización, Mauricio Sarden

A partir del 1 de septiembre, si llaman a tu puerta, puede que sean los testigos de Jehová. Luego de una pausa de dos años y medio por motivo de la pandemia de COVID-19, esta organización religiosa internacional reanuda sus tradicionales visitas casa por casa con una invitación especial: iniciar un curso interactivo de la Biblia gratis.
“Estamos muy contentos de volver a visitar a las personas en sus hogares y especialmente ayudarlas a conocer lo que enseña la Biblia y como eso puede beneficiarlas”, sostuvo Mauricio Sarden, portavoz regional de los testigos de Jehová.
En Tierra del Fuego unos 980 testigos de Jehová estarán participando en esta iniciativa que consiste en ofrecer un curso que se basa, según explica Sarden “en un método práctico para aprender lo que la Biblia enseña sobre una variedad de temas. El programa de estudio se adapta al estilo de aprendizaje del siglo XXI. Si bien el principal libro de texto es la Biblia misma, el manual que se utiliza como guía incluye lecturas, material multimedia y muchas imágenes. Está disponible en formato impreso o electrónico, es totalmente gratuito y fue traducido a cientos de idiomas, incluida la lengua de señas argentina. Las clases son flexibles porque se adaptan al estudiante. Todos los instructores son voluntarios y tienen disponibilidad horaria. Además, es posible recibir las clases en persona o videoconferencia en el lugar o plataforma más conveniente”.
Finalmente, el portavoz religioso advirtió que “aceptar un curso de la Biblia con los Testigos no implica ningún tipo de compromiso y puede cancelarse en cualquier momento. El objetivo que se persigue es transmitir las enseñanzas bíblicas para que luego cada persona determine sus propias creencias”.


Diario Prensa

spot_img

Autor

Compartir