“Más del 95% de las situaciones que acompañamos son de violencia doméstica”, advirtió Flores Laffitte

spot_img

La subsecretaria de Políticas de Género de la Provincia, Noelia Flores Laffitte, participó en el programa televisivo Código TDF y habló sobre la situación actual de la provincia y las gestiones que llevan adelante en términos de prevención, asistencia y erradicación de todas las formas de violencia por motivos de género.

En este sentido, Flores Laffitte explicó que “tenemos tres direcciones generales, una en cada ciudad. Están compuestas por un equipo administrativo y uno técnico interdisciplinario. La mayor cantidad de demandas vienen de los Juzgados y después de diferentes instituciones que nos hacen informes ante situaciones de violencia: escuelas, el hospital y demás. A veces se devela una situación y otras veces es una presunción de violencia”.

“Aparte de las situaciones específicas de violencia por motivos de género. Somos punto focal de trata, esto implica brindar asistencia a todas las personas que sean posibles víctimas de trata. Cuando se hace una denuncia, el proceso está en investigación. Si bien ante esos casos generalmente vienen equipos de rescate de Nación, con la pandemia, los operativos teníamos que hacer nosotras. Ahora estamos normalizando, algo que es muy importante”, agregó.

Sobre esto último, la subsecretaria explicó que “cuando ven a la misma profesional que fue al operativo con la Gendarmería, obviamente no quieren nuestro acompañamiento para una asistencia. Ahora nuestros equipos pueden intervenir en otra instancia, lo que es muy importante”.

Asimismo, contó que “la tercera pata tiene que ver con Ley Micaela. Estamos dando el módulo uno, avanzamos con el módulo dos y seguimos con el tres y el cuatro, fortaleciendo los equipos de trabajo”.

Flores Laffitte enfatizó en que “la violencia es tan compleja que, ante situaciones graves, muchas veces las mujeres no denuncian. Contamos con profesionales que trabajan muy bien y tienen perspectiva de género. Habrá quienes no, pero nosotros trabajamos con instituciones que hacen un muy buen trabajo”.

Y subrayó que “nuestro fuerte tiene que ver con el acompañamiento. La prevención es muy importante y la ponemos en Ley Micaela, para que todos sepamos de qué se trata la violencia por motivos de género. Como sociedad tenemos que dejar de mirar para un costado si escucho que mi vecina está sufriendo violencia. Es importante que todos participemos”.

Consultada por la vía de acción a partir de la intervención de la subsecretaría, narró que “se toma el oficio, se ve la situación, se ponen en contacto y se hace una entrevista. Se evalúa la situación. Desde el 2020 trabajamos con el programa Acompañar, que es de Nación y consiste en 6 meses de un Salario Mínimo Vital y Móvil para esa persona. Lo que hacemos es acompañar durante ese período”.

Respecto al Programa Acompañar, expuso que “es una herramienta muy buena, porque muchas veces un gran obstáculo para salir de una situación de violencia es la dependencia económica. Hay muchas mujeres a las que no se les permitió trabajar. A veces están decididas a separarse, pero la situación económica no se los permite”.

“En estos acompañamientos se gestionan programas provinciales para pensar si estas mujeres emprenden. También con educación, porque no todas quieren emprender, muchas quieren seguir estudiando y dedicarse a algún estudio superior. Por eso debemos tener el mecanismo aceitado con el Ministerio de Educación”, continuó.

Sobre un posible aumento de casos, dijo que no cree que “haya más, sino que vivimos en una sociedad distinta. Las mujeres hace 10 años ‘aparecían muertas’ y muchos no nos preguntábamos, se hablaba de ‘crimen pasional’. Yo era chica y eso me resonaba. Cuando empecé a militar entendí que esto no existe, que nadie mata por amor. Los femicidios son crímenes de odio, son varones que entienden que las mujeres somos suyas”.

No obstante, advirtió que, muchas veces “el mismo hombre repite casos. Esa cuestión es un desafío para nosotras. La Justicia nos plantea como Ejecutivo que tenemos que trabajar con los agresores. Es una deuda que tenemos. En el último tiempo estuvimos trabajando con los dispositivos duales: la pulsera al agresor y el celular para la mujer”.

“No hay tantas tobilleras, pero no en todos los casos es lo ideal. Con los agresores hay que hacer algo. Hoy hablamos de masculinidades, la perspectiva de género también se trabaja con los varones, que también tienen roles establecidos”, agregó.

Finalmente reflexionó y brindó un mensaje a las personas que atraviesan situaciones de violencia; “de la violencia se puede salir, sin lugar a dudas. Es re difícil, pero se puede. Realmente no están solas, tienen posibilidades de acercarse. Estamos nosotras, están los municipios. Es cuestión de acercarse, preguntar y recibir compañía”.

Si fuiste o sos víctima de violencia de género, o sabés de alguien que lo sea, llamá al 144, gratis, las 24 horas los 365 días del año. Y ante situaciones de emergencia, comunicate con el 101.

spot_img

Autor

Compartir