El riograndense Carlos Martinic es el gran ganador de Bake Off

spot_img

El participante oriundo de Río Grande se impuso en la instancia final del certamen pastelero. Venció a Facundo y se llevó un millón y medio de pesos.

El fueguino Carlos Martinic se coronó esta noche como el gran ganador de la tercera edición de “Bake Off Argentina”, el reality de pastelería más famoso del país que emite Telefe.

El joven, oriundo de Río Grande y de profesión maestro de primaria, había alcanzado la instancia final del certamen tras un fantástico desempeño que quedó de manifiesto en la transmisión del domingo.

Hoy debía superar a Facundo, que también había llegado a la final de Bake Off y quien se imponía entre Carlos y el premio de un millón y medio de pesos y un kit de cocina, que finalmente se llevó.

Carlos terminó por convencer al exigente jurado, integrado por Damián Betular, Dolli Irigoyen y Pamela Villar, para ser proclamado luego por la conductora del ciclo, Paula Chavez.

En su hogar, del barrio Profesional, toda su familia aguardó frente al televisor, con ansiedad en la previa y alegría desatada a medianoche, cuando se conoció el resultado.

La definición

40 programas después del comienzo, llegó el último desafío creativo, el que definió todo. “Es una oportunidad para demostrarnos quiénes son realmente. Para hoy van a tener que preparar una torta de tres pisos que represente su pasado, su presente y su futuro”, anunció Paula Chaves.

 “Esta prueba es la oportunidad de demostrarnos todo lo que aprendieron: ustedes soñaron con esto. Este es el momento de convertir ese sueño en la mejor torta posible”, le dijo Dolli Irigoyen “Ya les dimos miles de consejos, hoy los consejos sobran. Hoy tienen que brillar. Esta torta es el broche de oro de Bake Off”, cerró Pamela Villar.

La torta de Carlos fue planteada como un árbol en crecimiento. El “pasado” era la base del árbol y la hizo con un bizcochuelo de chocolate relleno con ganache de chocolate y ñire con ganache de frutos rojos. Para el “presente”, cocinó un bizcocho de limón, una ganache de frutillas y merengue horneado, decorada con un buttercream de varios colores imitando el atardecer. En el “futuro” planteó con bizcocho financiere y hojaldre rellena de dulce de leche y crema pastelera de ñire y una decoración de un libro abierto en blanco.

A la hora de la devolución, el primero en pasar fue Carlos. “Vos entraste acá sin saber lo que era una ganache y está impecable”, le dijo Betular sobre la torta del “pasado”. Sobre el “presente”, le dijo que estaba “simple, pero muy rico”. En cuanto al “futuro”, le dijo que era “la mejor torta de las tres: el hojaldre está sublime”. “Lográs algo muy difícil de describir entre el chocolate, la ganache está muy aterciopelada, sabores de infancia con el dulce de leche y el bizcocho… El hojaldre es la gloria. La decoración, si bien me hubiera encantado ver eso que contabas, la resolviste muy bien”, lo calificó Villar. “Lograste maravillarme con todo este trabajo. Está riquísima y te felicito”, cerró Dolli.

Antes de la definición, recibieron la visita de todos los participantes de esta edición y, además, los familiares de los finalistas. Finalmente, el jurado se inclinó por la torta “tres tiempos” de Carlos. “Impensado… Jamás me hubiese imaginado que ganaría Bake Off. Esto supera todo, el gran premio es lo que nos llevamos adentro, que uno lo utiliza para seguir creciendo”, cerró exultante el campeón, considerado desde ahora el “mejor pastelero amateur del país”.

(Imágenes: Telefe)

spot_img

Autor

Compartir