“Desean que no existamos, pero nuestras Islas son nuestro único hogar y las protegeremos”

spot_img

Así lo sostuvo Leona Roberts, representante del gobierno ilegítimo de Malvinas durante la sesión especial del Comité de Descolonización de la ONU, realizado ayer en Nueva York. Y cuestionó "las ambiciones coloniales de nuestro agresivo vecino".

En el marco de la sesión especial del Comité de Descolonización de la ONU realizado ayer en Nueva York, Leona Roberts, representante del gobierno ilegítimo de las islas Malvinas, cuestionó “las ambiciones coloniales” de Argentina y aseguró que “nuestras ventosas Islas son nuestro único hogar y las protegeremos“.

Estoy aquí hoy para hablar en nombre de nuestro pueblo y para defender a nuestro pequeño país, democrático y amante de la libertad, contra las ambiciones coloniales de nuestro agresivo vecino“, dijo la legisladora ante el Comité de Descolonización. 

Durante su discurso, Roberts sostuvo que “somos un pueblo moderno con un claro distintivo nacional y cultural, orgullosos de nuestro acervo y del país que hemos construido”, explicando que “Argentina no quiere ver a nuestro país auto gobernando, pujante y auto suficiente“. 

Votamos con una claridad meridiana en nuestro referendo a continuar nuestra asociación con el Reino Unido, pero tenemos nuestra propia constitución, aprobamos nuestras propias leyes, administramos nuestra propia democracia, somos financieramente independientes y ferozmente protectores de nuestro auto gobierno“, indicó.

Para Roberts, Argentina “activamente intenta restringir nuestro crecimiento social y económico; distorsionando el comercio, las comunicaciones y nuestras relaciones internacionales“. 

Buscan sancionar ilegalmente a organizaciones que hacen negocios o comercian con nosotros, han amenazado arrestar a aquellas naves crucero que nos visitan y hasta han hostigado a nuestros equipos de deportes en competencias de ultramar“, repasó.

Y cuestionó: “Desde los años 40, Argentina ha construido una mitología en torno a las Falklands, argumentando que una población fue expulsada a la fuerza en 1833. Los hechos demuestran que una pequeña guarnición fue removida cuando los británicos reafirmaron su legítima soberanía, y todos a no ser cuatro del grupo de nacionalidades mixtas eligieron permanecer y felizmente aceptaron la estabilidad provista por la administración británica“.

Casi doscientos años de un asentamiento pacífico, legítimo, los isleños construyeron una verdad inconveniente para Argentina. Desean que no existamos y en sus deseos de apropiarse de nuestro hogar, oficialmente nos niegan el derecho a la autodeterminación“, acusó. 

Sin embargo,aseguró que “los isleños existimos, y no me quedaré quieta ante los intentos de cualquier potencia extranjera de quitarnos nuestro derecho a tener una voz“.

Además, cuestionó el apoyo internacional al reclamo de soberanía argentino: “Muchos países aquí en esta sala se ufanan de valorar la democracia y la libertad, de oponerse al colonialismo y de defender el derecho a la auto determinación. Es más, algunos hoy sugerirán que estos derechos deben ser retenidos del acceso a mi pueblo“.

Puede que seamos un pueblos pequeño, pero somos resilientes y nunca nos entregaremos a la intimidación“, advirtió.

En ese sentido, Roberts sostuvo que “estas son las verdades que Argentina no desea que este Comité vea. Puede que resulte inconveniente pero los falkland islanders, kelpers, existen y estamos muy orgullosos de ello. Nuestras ventosas islas son nuestro único hogar y las protegeremos“. 

Y cerró: “Este Comité no debe, ya sea a través de su apoyo o silencio, condonar las amenazas y deseos coloniales de nuestro abusador vecino“.

spot_img

Autor

Compartir