Tierra Del Fuego Y La “Narcomafia”

spot_img

A 12 días del doble crimen en Río Grande, se esperan nuevas medidas en torno al caso que conmociona a la provincia. Mientras el juez de Instrucción Nº1 del Distrito Judicial Norte, Dr. Daniel Césari Hernández se apresta para decidir la suerte procesal de los primeros cinco del total de diez detenidos en la causa, las autoridades gubernamentales, legislativas y judiciales se muestran expectantes ante el grado de podredumbre que la venta de droga y sus delitos anexos, sumado a la laxitud en los controles y la prevención, evidencia actualmente la sociedad fueguina.

La Justicia de Tierra del Fuego continúa trabajando contra reloj en el esclarecimiento del doble crimen descubierto el sábado 8 de octubre, en un descampado de Río Grande, disponiendo la detención de otros tres sospechosos. De tal modo son diez hasta ahora los implicados en el homicidio de Nahuel Roth y de Víctor Ezequiel “Wity” Perpetto, poseedores ambos de frondosos prontuarios, cuyos cuerpos aparecieron acuchillados y con perforaciones de balas en la zona del Parque Industrial riograndense, encontrados por un transeúnte que pasaba de manera casual por el lugar y que dio aviso a la Policía.
Según se intenta reconstruir, en base a los antecedentes de las víctimas, su entorno y el tipo de ilícitos por los que venían siendo imputados, se cree que los decesos se produjeron en el marco de un “ajuste de cuentas mafioso” por deudas o hechos vinculados al narcotráfico.

Tierra del Fuego y la “narcomafia”


Cabe recordarse que poco después del hecho, el juez de instrucción Nro. 1, Daniel Césari Hernández, ordenó la detención de cinco personas (cuatro hombres y una mujer) entre ellas Gastón Badilla, quien participó en una cinematográfica persecución por las calles de la ciudad, entre vehículos particulares. En las últimas horas recibió el alta médica en el Hospital Regional Río Grande por una herida de arma de fuego en una de sus piernas, durante ese evento, y trasladado a la Unidad de Detención Nro. 1. No es un dato menor que la vivienda de Badilla, ubicada en el barrio Mirador, fue incendiada intencionalmente por dos sujetos que quedaron registrados en las cámaras de seguridad, merodeándola y luego, prendiéndola fuego.
Una de esas personas fue identificada como Sergio Solís, cuñado de Nahuel Roth, quien es una de las víctimas fatales. También se sospecha que Solís participó de la persecución en auto y el tiroteo previo al hallazgo de los cuerpos en el descampado.
Entre los detenidos se cuenta también el hermano de otro de los fallecidos, Maximiliano “Pepe” Perpetto y Federico “El Pana” Soto, amigo de los involucrados.

Tierra del Fuego y la “narcomafia”
En la casilla perteneciente a Alejandro Badilla, en la calle 20 de Junio, se presume que habrían sido ultimados Nahuel Roth y Víctor Perpetto para después ser arrojados en un basural, en la zona del Parque Industrial.

Un tercer sospechoso se presentó espontáneamente en los tribunales y se lo identificó como Alejandro Badilla, padre de Gastón Badilla, propietario además de la vivienda en donde se habrían cometido los asesinatos de Perpetto y de Roth.
La hipótesis que más fuerza tiene hasta este momento es que los dos hombres habrían sido ultimados en el interior de la precaria casilla de madera sita en la calle 20 de Junio y luego transportados hasta el descampado en un automóvil Volkswagen Gol de color gris, uno de los que las cámaras de seguridad muestran en loca carrera por las calles de Río Grande. Se cree que cuando estaban siendo arrojados los cadáveres irrumpió en la escena otro vehículo con gente allegada a las víctimas, produciéndose la persecución a los tiros.
Un punto gris en la investigación lo representa la falta del arma homicida, aunque en uno de los allanamientos se encontró otra de la que se demostró que no salieron los proyectiles que impactaron fatalmente en los cuerpos de Perpetto y Roth. Otro hecho que no deja de llamar la atención al respecto es que el arma encontrada fue tiempo atrás denunciada como robada por un efectivo policial.

Tierra del Fuego y la “narcomafia”
Hasta el momento asciende a 10 el número de detenidos por el doble crimen. Sobre la situación procesal de los primeros 5, el juez Daniel Césari Hernández deberá expedirse por estas horas al cumplirse el plazo de rigor.

Al cierre de la presente edición se esperaba nuevos anuncios del juez Daniel Césari Hernández sobre un caso que provoca un gran escozor en las autoridades encargadas de evitar que la provincia haya llegado al estado de degradación social en la que se encuentra por los altísimos niveles de comercialización y consumo de todo tipo de drogas ilegales.
“Estamos como en Rosario”, es la expresión que con más frecuencia se escucha en cualquier reunión de vecinos de cualquiera de las tres ciudades, por estos días.


Diario Prensa

spot_img

Autor

Compartir