Se decidieron ayer los puertos de arribo del lado fueguino y santacruceño

spot_img

La obra del cruce al continente desde la isla, por aguas argentinas, comenzaría en los primeros meses de 2023. Bahía San Sebastián Sur en Tierra del Fuego y Punta Loyola serán los embarcaderos que los fueguinos podrán utilizar para desplazarse al resto del país, sin tener que transitar como históricamente viene ocurriendo, por territorio chileno. Los gobernadores de Tierra del Fuego y Santa Cruz se reunieron ayer vía Zoom con autoridades de la Administración General de Puertos, dependiente del Ministerio de Transporte nacional para definir el nombre de las ciudades seleccionadas para emplazar los establecimientos portuarios que permitirán concretar la unión por aguas argentinas de ambas provincias. Según lo anunciado se resolvió que Bahía San Sebastián Sur será la cabecera fueguina, mientras que Punta Loyola será la santacruceña. Ambas provincias destacaron el impacto que tendrá la obra para su desarrollo económico y los beneficios y facilidades de una conexión netamente argentina.

En ese sentido, el gobernador Gustavo Melella remarcó que “este cruce es el sueño de todos los fueguinos y las fueguinas, porque bien sabemos todo lo que sufrimos el paso por Chile, con sus demoras y trabas. Además del avance de la soberanía, tendremos grandes beneficios en producción y turismo, tan importante para nosotros”.

A su vez, el mandatario Provincial reconoció que «es una alegría que se avance, con la seriedad y el compromiso con la que lo está haciendo el Gobierno nacional”.

Por su parte, la gobernadora Alicia Kirchner, se refirió “a las mejoras que compartiremos ambas provincias, con desarrollo en diversas áreas. Con el gobernador sabemos trabajar en equipo, y vamos a lograr avanzar con este proyecto hasta concretarlo”.

A su vez, el interventor de la AGP, José Beni, quien estuvo acompañado por el sub interventor Patricio Hogan, manifestó su satisfacción “por el avance de una obra que tanto impulsó Mario Meoni. Mario la reimpulsó y Alexis Guerrera tomó la posta. Es un trabajo complejo, con muchos pasos que hay que dar pero venimos avanzando muy bien. Ahora viene el estudio técnico profundo, y el desarrollo del pliego de licitación”.

La consultora que realizó los estudios técnicos avanzará con el diseño de los anteproyectos de pliegos de licitación, que deberá presentar en los próximos meses a la AGP. La entidad portuaria federal continuará posteriormente con la concreción del llamado y selección de ofertas, con el objetivo de comenzar las tareas a principios del 2023.

El proyecto se compone de una conexión marítima entre el continente y la IGTF por aguas argentinas, con un servicio regular de transbordadores portarodantes para el transporte de cargas y de pasajeros del tipo RO-PAX, que incluirá el desarrollo o acondicionamiento de infraestructuras portuarias para su funcionamiento.

Su concreción además generará beneficios en una serie de sectores clave para el desarrollo socio económico de ambas provincias, entre ellos el turismo, logística y la investigación científica antártica.


Diario Prensa

spot_img

Autor

Compartir