Rusia, Gran Bretaña y los Estados Unidos se disputan el control de la pesca en nuestro territorio soberano.

spot_img

Si bien el Diario La Nación habla de las Islas Georgias del Sur como una “isla alejada, deshabitada, que está controlada por el Reino Unido”, la verdad es que eso forma parte de nuestra soberanía irrenunciable.

Por lo tanto, el control de la pesca en esa zona tiene que estar en manos de los argentinos y la solución al diferendo entre rusos, estadounidenses y británicos se resuelve fácilmente cortando por lo sano: ninguno de los tres tiene que controlar nada, todos tendrían que obtener de la Argentina la autorización para pescar pagando las regalías correspondientes.

Aquí está una parte de la importancia de nuestras Islas Malvinas, Georgias y Sándwich del Sur, nuestra Antártida y todo el mar alrededor Como no ejercemos soberanía sobre lo que nos pertenece, la Argentina pierde anualmente miles de millones de dólares en recursos de pesca. Recuperar la soberanía sobre la totalidad de nuestro territorio es la clave para la resolución de los problemas económicos del país.

Mientras escasean en el Banco Central los dólares necesarios para hacer frente a los compromisos y solventar las importaciones que son vitales para nuestra industria, la Argentina sangra en el saqueo diario de sus riquezas en la forma de recursos naturales.

Las Malvinas, las Georgias y las Sándwich del Sur son argentinas, no se trata de una consigna vacía con sesgo ideológico. Se trata de justicia y de terminar con un saqueo para que nuestro pueblo viva con dignidad.

spot_img

Autor

Compartir