Putin respondió las críticas de Boris Jonhson poniendo como ejemplo las acciones de Thatcher en Malvinas

spot_img

Días atrás, el mandatario británico había dicho que "si Putin fuera una mujer, simplemente no creo que hubiera lanzado una guerra tan machista" en Ucrania. El mandatario ruso, lejos de dejar pasar la crítica, le recordó a Johnson el conflicto bélico de Reino Unido con Argentina por las Islas Malvinas en 1982, cuando fue la primera ministra británica Margaret Thatcher, es decir, una mujer, quien decidió iniciar acciones militares "por ambiciones imperiales"

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, utilizó como ejemplo el conflicto por la soberanía de las Islas Malvinas para responder a las críticas que recibió del ministro británico, Boris Johnson, quien afirmó que la guerra con Ucrania posiblemente se habría evitado “si Putin fuera mujer”. En 1982, recordó el mandatario ruso, fue Margaret Thatcher, una mujer, quien “decidió iniciar acciones militares” contra Argentina.

Esta semana, en una entrevista con el medio alemán ZDF, Johnson mencionó a Putin como un “ejemplo de masculinidad tóxica” y afirmó que “si Putin fuera una mujer, simplemente no creo que hubiera lanzado una guerra tan machista”.

El mandatario ruso, lejos de dejar pasar la crítica, le recordó a Johnson el conflicto bélico de Reino Unido con Argentina por las Islas Malvinas en 1982, cuando fue la primera ministra británica Margaret Thatcher, es decir, una mujer, quien decidió iniciar acciones militares “por ambiciones imperiales”

“Ahora no voy a hablar de ‘si fuese, qué pasaría'”, dijo Putin ante la consulta de un periodista sobre el comentario de Johnson. “Al respecto, solo quiero recordar los hechos de la historia reciente, cuando Margaret Thatcher tomó la decisión sobre el inicio de las hostilidades contra Argentina por las Islas Malvinas. Ahí, una mujer decidió iniciar acciones militares“, indicó el presidente ruso.

En ese marco, mencionó la distancia geográfica que existe entre Argentina y Reino Unido, a diferencia de la que existe entre su país y Ucrania, y aseguró que las acciones militares de Thatcher estuvieron motivadas “nada más que por ambiciones imperiales. Fue una confirmación del estatus imperial”. 

“Por lo tanto, creo que en cualquier caso, por parte del actual primer ministro del Reino Unido, esta no es una referencia muy acorde a lo que está sucediendo hoy en día (en Ucrania”, concluyó Putin.

Alberto Fernández y la disputa por Malvinas

El cruce se produce luego de la reunión bilateral que el presidente Alberto Fernández mantuvo este lunes con Boris Johnson durante la cumbre del G7. 

Durante el encuentro, el primer ministro británico hizo comentarios sobre la potencialidad que existe en Argentina respecto de la agricultura, el gas y los minerales. Fue entonces que Fernández, tras darle la razón, le dijo que no existe posibilidad de avanzar en acuerdos económicos bilaterales si no se reabren las negociaciones por la soberanía de Malvinas.

Fiel a la postura que ha expresado en otras oportunidades, Johnson contestó que el tema se encuentra cerrado hace 40 años y defendió la autodeterminación de los isleños. En ese marco, Fernández le explicó que lo que sucedió en 1982 fue una guerra llevada adelante por una dictadura cívico militar y le recordó que cada año el Comité de Descolonización de la ONU vota una resolución para que se abra una negociación entre las partes.

La insólita comparación de Boris Johnson 

Tras la reunión con Fernández, Boris Johnson hizo una insólita comparación entre la Guerra de Malvinas y la de Ucrania para minimizar el reclamo argentino por la soberanía de las islas: en diálogo con periodistas británicos que viajaron junto al primer ministro a la cumbre de la OTAN en Madrid, dijo que la conversación con Ferández fue “franca” y “amistosa” pero que “hay un tema en particular en el que simplemente no tenemos opiniones compatibles”.

“Indiqué que estábamos dedicando gran parte de nuestro tiempo (en el G7) a hablar sobre Ucrania, donde el principio en juego era el derecho de las personas soberanas e independientes a determinar su futuro“, explicó el jefe del Gobierno británico.

Ese era el principio que estaba en juego en Malvinas. Se decidió de manera decisiva durante muchos, muchos, muchos años y todavía no veo ninguna razón para que participemos en una discusión sustantiva al respecto”, insistió Johnson, en referencia a la autodeterminación de los habitantes de las islas. 

Este miércoles, quien salió a responderle en nombre del gobierno argentino fue el secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur, Guillermo Carmona. “La desafortunada comparación de Boris Johnson de la Guerra de Malvinas con la guerra de Ucrania está plagada de errores conceptuales y expresa desprecio por el derecho internacional”, denunció el funcionario en un hilo de Twitter donde detalló la información errónea en la que se basan las declaraciones del primer ministro.

spot_img

Autor

Compartir